Arcoíris Tricolor

by cineversatil

Dos cortometrajes de ficción, dos cortometrajes documentales y un videoarte integran esta sección dedicada a las personas migrantes y refugiadas venezolanas LGBT. La Oficina del Enviado Especial para la Respuesta Regional a la Situación de Venezuela de la OIM reconoce que la crisis migratoria venezolana se sitúa en la segunda más importante en el mundo luego de la crisis de Siria. Más de 6 millones de personas migrantes y refugiadas venezolanas viven en el planeta.

 

Dos cortometrajes de ficción, dos cortometrajes documentales y un videoarte integran esta sección dedicada a las personas migrantes y refugiadas venezolanas LGBTIQ. A través de convocatoria abierta recibimos algunos títulos que corresponden a iniciativas de organizaciones que trabajan con migrantes. Las mismas no fueron seleccionadas atendiendo a los criterios de calidad audiovisual y claridad de los contenidos requeridos por nuestro festival. Esto no significa que ese material no tenga la posibilidad de generar discusiones en otros escenarios de exhibición. También, dejamos por fuera algunos audiovisuales producidos por centros de investigación de universidades, considerando que el espíritu académico de las entrevistas no es el eje de lo que queremos mostrar.

La Oficina del Enviado Especial para la Respuesta Regional a la Situación de Venezuela de la OIM reconoce que la crisis migratoria venezolana se sitúa en la segunda más importante en el mundo luego de la crisis de Siria. Más de 6 millones de personas migrantes y refugiadas venezolanas viven en el planeta, de las cuales 5 millones están en América Latina y El Caribe.

Los cortometrajes sobre personas venezolanas migrantes y refugiadas LGBTIQ representan una ventaja frente a los informes de investigaciones, foros y encuentros sobre movilidad humana LGBTIQ. Para el público resulta más entretenido mirar audiovisuales que leer extensas páginas de investigaciones o permanecer varias horas escuchando ponencias. El audiovisual puede disparar sensibilidades y reflexiones. El riesgo es no pasar a la acción. Si en los informes, luego de un extenso sustento teórico y metodológico se llega -en muchos casos- a conclusiones y recomendaciones obvias, en el audiovisual la exhibición por sí sola no es suficiente. Ha de ser parte de un entramado de estrategias para motivar a las demás personas a empatizar y colaborar con aquellas que se encuentran en situaciones vulnerables.

Max Provenzano mueve su trasero de un lado a otro hasta extraer un pasaporte venezolano de su boxer dorado y ajustado, recordándonos que el cuerpo se usa para producir de diferentes maneras. La solicitud del pasaporte en Venezuela es uno de los hechos que más ansiedad y angustia provoca. La promesa de oro de nuestro país. Un p(ass)port ayudará a algunas personas a escapar de la realidad. Algún chico venezolano en alguna parte del planeta sigue moviendo su trasero para obtener dinero. Es un Venezuelan passcort (Portugal, 2021). De manera análoga Ibai Vigil- Escalera y José André Sibaja en Cartagena Boy (Colombia, 2021) destacan relatos de cinco chicos venezolanos migrantes que encontraron en la prostitución la forma de sostenerse ellos y sus familias. Resalta la aceptación de sí mismos sobre sus orientaciones sexuales y cierta incomodidad sobre el ejercicio de su profesión. Caso contrario de Sarah, la protagonista del documental Llámenme Puta (México, 2021) dirigido por Digcy Mejías, donde se resignifica la palabra puta como equivalente a persona con una opción laboral. Es la mejor descripción de Sarah. Una chica trans venezolana que apuesta a tener una vida en paz.

De Ávila a Monserrate (Colombia, 2018), dirigido por David Leonardo Alarcón Barrios, constituye la simpleza de la vida cotidiana de un joven inmigrante venezolano en Bogotá quien se gana la vida cantando en los transportes públicos al son de un cuatro. Una ficción que muestra la precariedad que le toca vivir a muchas personas inmigrantes en barrios populosos e inseguros, frente a la abundancia de haber conseguido una pareja, amigo o amiga. David Alarcón no se enfrasca en la estética de lo miserable sino en la belleza de la humanidad. El obligado retorno nos lleva a pensar en la situación económica y de salud de nuestras familias. O quizá, una posible visita que pudiera causar extrañeza. Este es el centro temático en Leave (Venezuela, 2020), dirigido por Sioly Amundaraín. Corto procedente de la capital del cine venezolano: Mérida. En Leave, Laura regresa de Estados Unidos y encuentra a su examante, Fede, en una fiesta. Encuentro incómodo pero necesario para reafirmar sentimientos, identidades y frustraciones. Tal vez Fede espera otra oportunidad. Las oportunidades de muchas personas que retornan a Venezuela se han traducido en nuevas vivencias con parejas, exparejas y familiares. Después de vivir experiencias migratorias y decidir volver a la patria, todo debería respirarse distinto, aunque eso -también- sea una ficción. 

 

CORTOMETRAJES:

Cartagena Boy/ Dirección: Ibai Vigil- Escalera y José André Sibaja/ Duración: 16’53’’/ País: Colombia/ Año: 2021/ Género: documental/ Logline: cinco chicos venezolanos abandonan su país en busca de oportunidades. En las calles hostiles de Cartagena se enfrentan a una realidad muy diferente a sus esperanzas y sueños.

De Ávila a Monserrate/ Dirección: David Leonardo Alarcón Barrios/ Duración: 14’46’’/ País: Colombia/ Año: 2018/ Género: ficción/ Logline: Carlos, un joven migrante venezolano llega a Colombia donde tiene una relación con Gustavo, un chico bogotano. Trabaja cantando en el transporte público. El vínculo entre Carlos y Gustavo se interrumpe por el inminente retorno de Carlos a Venezuela.

Leave/ Dirección: Sioly Amundaraín/ Duración: 13’51’’/ País: Venezuela/ Año: 2020/ Género: ficción/ Logline: Fede se divierte con sus amigas en una fiesta de graduación. Nunca esperaría encontrar a Laura, una amante de su pasado que había emigrado a Estados Unidos.

Llámenme Puta/ Dirección: Digcy Mejias/ Duración: 11’23’’/ País: México/ Año: 2021/ Género: documental/ Logline: Sarah es una trabajadora sexual trans venezolana que vive en México. No es un vampiro que solo sale de noche. Cotidianamente hace ejercicios, cocina y se siente orgullosa de quien es.

Venezuelan passcort/ Dirección: Max Provenzano/ Duración: 0’41’’/ País: Portugal/ Año: 2021/ Género: videoarte/ Logline: dedicado a todas las personas venezolanas que salieron del país y por cualquier motivo se ven obligadas a trabajar con su propio cuerpo de manera sexual.

You may also like

1 comment

ANTONIO julio 4, 2022 - 1:19 pm

Esta sección Arcoiris Tricolor de las mejores, cada uno de los cortos muestran una historia y situaciones en las que cualquier persona de la comunidad se puede ver identificada. EXCELENTE CINEVERSATIL EN SU EDICION 12.

Reply

Dejar un Comentario

error: Contenido Portegido contra COPIAR