Competencia Argentina

by cineversatil

 

Desde 2018, fecha cuando CINEVERSATIL se mudó a Argentina, nos hemos preocupado por curar obras en metraje corto producidas por jóvenes directores desde las principales escuelas de cine del país o de manera independiente.  Una decena de producciones han sido exhibidas de manera presencial y online, destacando entre ellas Chike por Lucía Ravanelli quien obtuvo el premio CINEVERSATIL 2018; Muñeca rota por Gaspar Aguirre y Román Sovrano, vencedores  del CINEVERSATIL 2019; La guardia virtual por Daniela Aguinsky, Premio del Público 2019; Casi es Verano por Andrés Prego, acreedor de una Mención Especial del Jurado en 2019, y Una receta familiar por Lucía Paz ganadora del Premio del Público 2020. Mención aparte merece el estreno online desde nuestra plataforma web del corto documental Huracán Berta por Daniela Aguinsky, en 2020.

Este 2021 hemos decidido clasificar 3 cortometrajes por su calidad cinematográfica y la simple, pero poderosa, narrativa audiovisual de cada uno. Una de las historias, podría leerse desde el amor romántico y la pareja monógama, y las otras dos se ubicarían en el terreno sobre la aceptación del no estar juntos, derribando el viejo mito perpetuado del para toda la vida. Dos miradas válidas y diversas. Sin querer imponer una sobre otra, ofrecemos las dos caras de la moneda para que el espectador las disfrute, revise y reflexione sus posturas.

karaoke, dirigido por Axel Rezinovsky de la Universidad del Cine, retrata el primer amor de un chico y su madurez para comprender que no podrá estar junto a quien ama. Este cortometraje nos recuerda algunos códigos presentados por Lucas Santa Ana en su filme Yo, adolescente: las fiestas de jóvenes en la ciudad porteña. Karaoke es un grito jovial, diverso y sutil. Es el diálogo más honesto entre Martín y Nacho.

Río, dirigido por Marco Bountempo de la Universidad Nacional de Córdoba, es un acercamiento intimista entre dos jóvenes que recuerdan lo bueno y no tan bueno de sus experiencias, encuentros y desencuentros. Apuesta a la métrica lenta que se ha convertido en una especie de estilo del cine argentino LGBT+. Basta recordar la cinematografía de Marco Berger. Río Ceballos, una pequeña ciudad en la Provincia de Córdoba, se constituye como una poderosa protagonista que acompaña las nostalgias y alegrías de Bruno y Franco. Esa misma insistencia que encontramos en elogiados filmes argentinos como Las mil y una, de Clarisa Navas, donde el contexto correntino adquiere protagonismo.

Paralelos, dirigido por Bruno Eneas y producido por Filma Gitanos y Phi, se sumerge en el subte de la ciudad de Buenos Aires para luego hacer un salto temporal a la vida monógama y feliz de unas chicas que se conocieron en la estación de Pueyrredón. Julieta piensa que «un segundo puede ser toda una vida». Una clara referencia sobre arriesgarse en el momento oportuno.

Si bien la vida está llena de Paralelos, se puede converger o divergir en un Río al que no puede faltarle Karaoke.

Curadores: José Alirio Peña Zerpa (CINEVERSATIL)/ Juan José Díaz (AREMIDIAR)

error: Contenido Portegido contra COPIAR